VARGAS LLOSA SE CASÓ EN CHINCHA DOS VECES

GROCIO PRADO FUE LUGAR ESCOGIDO PARA MATRIMONIO CIVIL CON LA TIA JULIA Y DESPUÉS CON SU PRIMA HERMANA PATRICIA CON PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2010

Chincha (Javier Tasayco).- Jorge Mario Pedro Vargas Llosa será siempre un personaje el cual concita el interés de muchos intelectuales por saber más acerca de él, máxime si su nombre ahora aparece en el pedestal más alto, al que acceden sólo las más altas celebridades a nivel mundial, por sus valiosos aportes a la literatura universal, logrando ser distinguido como Premio Nóbel 2010 en la especialidad que tanto le apasiona: las letras, con el que nos está dejando  un rico y nutrido legado de obras como cuentos, novelas y comentarios que servirán para las generaciones futuras como modelo o arquetipo de un estilo magistralmente desarrollado por él.

En efecto, una de las grandes inexactitudes que suelen incurrir sus biógrafos, que suelen propagar fuentes de información errada es respecto a su segundo matrimonio, en el que se señala fue en Lima, cuando esto es una verdad a medias, porque ante la Ley, sus únicos matrimonios civiles fueron en el distrito de Grocio Prado- Chincha, tal como se exhibe en el acta de matrimonio que acompaña la presenta  nota, al igual que su primer matrimonio con su tía Julia Urquidi  se realizaron en la Municipalidad distrital de Grocio Prado.

Con el propósito de ahondar detalles sobre la presencia del laureado escritor peruano en tierras Chinchanas, específicamente en el distrito de Grocio Prado, en el que contrajo matrimonio civil, con su tía  de nacionalidad Boliviana Carmen Julia Urquidi Illanés en primer término el 15 de julio de 1955 y luego con su prima hermana Carmen Patricia Llosa Urquidi el 26 de marzo de 1966, ubiqué al ex – servidor municipal Felipe Saravia De la Cruz (84) ex-Secretario de la Municipalidad distrital de Grocio Prado, quien coincidentemente estuvo presente en ambos matrimonios, que marcarían la vida del Premio Nobel de Literatura 2010, quien ante los ojos y oidos del mundo agradeció el rol importante que cumple su actual esposa al manifestar de “que sería de su vida sin ella”, y Grocio Prado fue el comienzo de esa experiencia feliz que lo quebrantó en uno de sus mas recordados discursos en Estocolmo – Suecia, al evocar el comienzo de ese vinculo matrimonial.

En lo que existe mucha coincidencia entre sus biógrafos es  que las mujeres más importantes de la vida de Vargas Llosa han sido familiares directas, primero su tía y luego su prima hermana Patricia Llosa Urquidi con esta ultima se mantiene unida en la actualidad a pesar de que mucho se ha dicho que el escritor ha tenido variados amorios, y que le fue fácil sucumbir a las tentaciones femeninas.

VARGAS LLOSA CON LA TÍA JULIA URQUIDI

En su primer matrimonio, el secretario de la Municipalidad Grociopradina Felipe Saravia De la Cruz, nos manifestó que el  Nobel de Literatura 2010, al llegar a Chincha  se dirigió  a la casa de su amigo Guillermo Carrillo Marchand, ubicada en la Calle Tambo de Mora Nº 223, en compañía de su pareja Carmen Julia Urquidi Illanés (29) de estado civil divorciada 10 años mayor que él, con la pretensión de contraer matrimonio en esta ciudad, pero existía  un impedimento legal, Jorge Mario Pedro Vargas Llosa era un jovencito tierno de 19 años y su presencia en tierras sureñas era casi secreta, la familia del escritor se oponía a esa relación y fue don Ernesto Vargas Maldonado padre de Mario Vargas Llosa quien hizo sentir el rigor de su oposición y reprobación a Julia Urquidi por lo que Mario en sus rebeldes años juveniles y no llevándose bien con su progenitor decide como de lugar casarse clandestinamente fugándose a Chincha con su tía Julia,- que venía de Bolivia trayendo a cuestas su primer fracaso familiar y agilizar su divorcio ante la Embajada de Bolivia en Lima y llegaba a Perú precisamente a olvidar su experiencia fallida, – por lo que para hacer posible ese matrimonio,  el amigo chinchano de Mario Vargas Llosa, Guillermo Carrillo Marchand compromete a su vez a su amigo Nicolás Chialchia Toche, natural de Grocio Prado de padres italianos y ex-leonciopradino,  quien se encargó de ayudar a convencer al Alcalde del Distrito Don Oscar Zambrano Villa, para que consolide este amor con ribetes de escandalo en la sociedad Limeña, ante lo cual recalca Felipe Saravia solo me quedó darle la formalidad al acto, como trabajador municipal que recibía ordenes, consignandose  en la partida de matrimonio Nº 22 de quince  de julio de 1955, datos como la edad de Mario Vargas Llosa:  22 años cuando en realidad tenía solo 19 años, su domicilio era el mismo de propiedad de su testigo Guillermo Carrillo, su profesión empleado, aunque a esa edad ya era escritor, todo ello ocurrió en los prolegómenos del día esperado,  concluyendo la ceremonia a las cinco de la tarde, en los ambientes interiores de la comuna grociopradina que a la tercera de sus intentos fallidos los declaró marido y mujer.

ACTA MATRIMONIAL CON LA PRIMA PATTY0001

Los dos primeros intentos frustrado para casarse  fueron en la municipalidad de Chincha, y Sunampe, finalmente recaló en Grocio Prado donde un alcalde vanal y cacaseno (términos utilizado por el escritor en su novela “La Tía Julia y el escribidor”), le permitió casarse sin tener la edad y la autorización de sus padres, requisitos que eludieron encontrándole una salida falsa siendo cómplices Alcalde , secretario y contrayentes.

V LLosa y Julia U

Así, Mario Vargas Llosa con apenas diecinueve reales años de vida, decidió casarse con ella, la tía Julia era muy bonita y de buena vibra, vió en ella la posibilidad de liberarse momentáneamente de una familia ultra conservadora donde hasta el tema “sexo” era un tema tabú; esta decisión lo llevó a enfrentarse con toda su familia, quien al tomar conocimiento de la boda, acusó a la Tia Julia de “seductora de menores”, posteriormente ante los vicios del acta matrimonial, la familia amenaza con pedir nulidad de acta matrimonial, con lo que el escritor para calmar las aguas envia a Chile a su esposa Julia y recién a casi año y medio después retorna a Lima Perú, luego de una aceptación mínima de la familia de Vargas Llosa hacia la pareja “desequilibrada” en términos de edad, para enrumbar juntos a Europa, cuyo destino final fue París, antes lo hizo a Barcelona España a donde llegó tras ganar una beca por su obra “La ciudad y los Perros”.

Para su segundo matrimonio, Mario Vargas LLosa se casó con su prima hermana Carmen Patricia Llosa Urquidi siendo ella, aún menor de edad (20) y Mario (29), en ésta  oportunidad sólo la contrayente estuvo en la Municipalidad de Grocio Prado, para ello alcanzó una autorización notarial de sus padres extendida por el Notario Público Dr. Oscar Vallejos, mientras que el contrayente Mario Vargas LLosa, por motivos de encontrarse en el extranjero, estuvo representado por su gran amigo Abelardo Oquendo Cueto según poder registrado en el As. 1 a Fojas 142 del Tomo 191 de Mandatos de los Registros Públicos de Lima.

En el expediente para el matrimonio de el escritor y su prima Patricia, también se acompaña la sentencia del 1er Jugado Civil de la Paz Bolivia que despachaba el Juez Dr. Hugo Salazar A. con fecha 28 de febrero de 1965, en la que declara disuelto el vinculo matrimonial entre Mario Vargas LLosa y Carmen Julia Urquidi I. por injurias y sevicias, además porque el matrimonio se celebró en Perú y la actora es de Bolivia, posteriormente la Tercera Sala Civil de Lima el 6-12-1965 concede el excequatur sentencia de divorcio pronunciada por el juez de la ciudad de Bolivia que disuelve el vinculo matrimonial entre los aludidos contrayentes.

Para este segundo matrimonio el Alcalde de Grocio Prado fue Pedro Castilla, los testigos fueron Carmen Heraud de Oquendo, el grociopradino José Quispe Tasayco y según nos cuenta Felipe Saravia entre los presentes estuvo su gran amigo íntimo desde la infancia, el piurano Economista Javier Silva Ruete recientemente fallecido, en una ceremonia muy simple llevado a cabo a las 2 de la tarde en los ambientes de la Municipalidad de Grocio Prado, que en ese entonces se ubicaba en la esquina de la intersección actual de la Av. 28 de Julio con la Av. Centenario, recuerda el octogenario Felipe Saravia De la Cruz, jefe de Registro Civil de la municipalidad grociopradina en ese entonces, quien tuvo la fortuna de estar en ambos matrimonios.

FELIPE SARAVIA

(Este Articulo a Sido Leido 2541 veces)

Entradas Relacionadas